SHIATSU

Qué es el Shiatsu

La palabra Shiatsu indica presión con los dedos SHI= DEDO, ATSU=PRESIÓN.

Es una terapia manual , que como tal nace en Japón de la mano de Tojuriko Namikoshi, quien fundó la clínica de terapia por presión en 1925. Aunque este hecho es bastante reciente, los fundamentos del shiatsu son milenarios  y enraízan con la Medicina Tradicional China y otros métodos antiguos de sanación.

Se trabaja de forma suave con presiones , estiramientos y diferentes manipulaciones, sobre un futón en el suelo y con ropa cómoda. También puede hacerse con aceites directamente sobre la piel, sentados o en camilla.

En estos días el shiatsu abarca un amplio espectro  de estilos y técnicas, entre otras : Shiatsu Zen  creado por el discípulo de Namikoshi Zhizuto Masunaga, También Shiatsu Cuántico, Shiatsu en Movimiento o Shiatsu de la Luz.

Beneficios del Shiatsu

La acción del Shiatsu se dirige a estimular el reequilibrio de los canales energéticos del cuerpo definidos por la Medicina Tradicional China, los mismos que utiliza la acupuntura, ahora comprobados ya de forma científica en forma de frecuencias vibratorias.

A través del contacto se despierta la conciencia del cuerpo y  esto nos  ayuda a responsabilizamos de nuestra propia salud consiguiendo que la energía fluya de forma natural. Se previenen enfermedades y se tratan patologías concretas.

Cuando recibimos Shiatsu sentimos una sensación de ligereza, mayor energía, vitalidad, bienestar, nos sentimos más equilibrados y más capaces de encarar las vivencias de nuestra propia vida.

El Shiatsu puede ayudar en :

Contactar con nosotros mismos y nuestro cuerpo, prevención de dolencias, potenciar la capacidad de autosanación, eliminar fatiga muscular , equilibrar el sistema hormanal y el sistema nervioso,desórdenes digestivos, reuma, tratamiento del estrés , relajación, problemas de columna, dolores articulares,aumento de vitalidad y ánimo,capacidad respiratoria,alteraciones del sueño, dolores de cabeza, cansancio crónico.

Talleres para padres

El shiatsu ayuda a establecer un vínculo entre padres e hijos ya desde el nacimiento.

El tacto proporciona una manera de contacto sutil y amoroso que ayuda a potenciar la salud de nuestros hijos , ayuda a fortalecer  el sistema inmunológico, les aporta estabilidad emocional, seguridad , les ayuda a reconocer su cuerpo y apoya su desarrollo sano y natural.

En el taller se dará a los padres diferentes técnicas de masaje, una secuencia de shiatsu sencilla y puntos de acupuntura útiles para algunas dolencias o situaciones.

Shiatsu para embarazadas

El shiatsu nos permite apoyar la sabiduría del cuerpo en todos los momentos de nuestra vida, trabaja integrando mente emociones y cuerpo, es poco invasiva , suave y relajante.

En el proceso de gestación puede ser un apoyo importante para ayudar al bienestar del bebé, la mujer y su pareja.

Recibir shiatsu durante el embarazo ayuda a llegar al parto en buenas condiciones físicas, de salud física, mental y emocional.

Con técnicas como el contacto suave y profundo, presiones ligeras, rotaciones, balanceo, estiramientos, se ofrece a la mujer un momento para conectar con la relajación y con su cuerpo, también con sus emociones y con su bebé, sus pensamientos y dudas . Se apoya la intuición y su mundo interior.

El trabajo del shiatsu relacionado con el embarazo comienza con el tema de la fertilidad, favorece la fecundación. prepara a la mujer para los meses de embarazo. 

En el primer trimestre ayuda a sostener la implantación del feto en el útero, a acoger al bebé, a acompañar los cambios hormonales y aliviar algunos efectos como las náuseas o migrañas.

En el segundo trimestre se fomenta la conexión con el bebé y apoya los cambios del sistema musculoesquelético, digestivo y respiratorio.
En el tercer trimestre a disminuir la retención de líquidos, aliviar dolores de espalda , lumbares y sacro, favorece la colocación del bebé.

 

Durante el parto  facilita herramientas a la madre y a su pareja  para escuchar el cuerpo y confiar en los recursos de la naturaleza. En talleres de shiatsu para las parejas  se trabajan ejercicios, algunas secuencias de shiatsu y puntos de acupuntura útiles para este momento.
En el posparto promueve la recuperación del cuerpo de las consecuencias del embarazo y parto, y facilita la adaptación a la nueva situación, acogiendo e integrando esas experiencias , favorece la lactancia y la relación con el bebé .